MAS RECIENTE

letranias

jueves, 9 de octubre de 2014

Monsieur Modiano

Patrick Modiano (1945), novelista francés.
Premio Nobel de Literatura 2014.


Escrito por Addy Góngora Basterra.
Publicado en Nexos y el Diario de Yucatán.

Sinónimo de subirme al mundo en un día de oficina es encender la computadora, abrir Outlook, Google Chrome, iTunes no necesariamente en ese orden y se declara inaugurada la jornada laboral. Así que como cada mañana, siguiendo el ritual, la página principal que tengo en el Chrome me da los buenos días con el nombre de un escritor francés del que nada he leído y a quien desconocía.

Patrick Modiano, leo. Modiano, vuelvo a leer. Premio Nobel de Literatura 2014. Qué bien, pienso. Algo nuevo el día de hoy por conocer. Ahora ya no se me va a olvidar ni será indiferente cuando lo encuentre en alguna vitrina o coronando pilas de libros. Entonces recuerdo ejemplares de Alice Munro que no compré— paciente y estratégicamente ordenados al paso de la clientela en librerías. Pasó un año y no la leí, como muy probablemente tampoco leeré a Modiano. ¿Tampoco voy a leerlo? ¿Y quién eres tú para semejante censura? me dice una parte de mí que lucha contra la otra yo que todos los días se levanta temprano a dar clase, que luego corre a la oficina, que luego sale corriendo otra vez para dar clase, que llega a su departamento por la noche, que a veces tiene una cena, siempre un amor, últimamente una cancha de tenis, quién eres tú para decirte que no vas a leer, me reprocho. Y me consuelo con palabras de Daniel Pennac:

El tiempo para leer siempre es tiempo robado. (Al igual que el tiempo para escribir, por otra parte, o el tiempo para amar.)
¿Robado a qué?
Digamos que al deber de vivir.
Ésta es, sin duda, la razón de que el metro símbolo arraigado de dicho deber resulte ser la mayor biblioteca del mundo.
El tiempo para leer, al igual que el tiempo para amar, dilata el tiempo de vivir.
Si tuviéramos que considerar el amor desde el punto de vista de nuestra distribución del tiempo, ¿qué arriesgaríamos? ¿quién tiene tiempo de estar enamorado? ¿se ha visto alguna vez, sin embargo, que un enamorado no encontrara tiempo para amar?
Yo jamás he tenido tiempo para leer, pero nada, jamás, ha podido impedirme que acabara una novela que amaba.

Consideraré lo anterior y sumaré a la lista de lecturas a Modiano que, dice la prensa, ha sido galardonado «por el arte de la memoria con el que ha evocado los destinos humanos más inasibles y descubierto el mundo de la ocupación». Ha empezado en redes sociales y sitios web la avalancha de extractos, fotografías, fragmentos, citas, entrevistas y todo lo que sirva para nutrir y difundir a la figura literaria que le ha dado chamba a los que, como yo, tampoco o poco lo conocen.

Mientras su obra llega a nuestras manos, la web nos permitirá un esbozo de este novelista cuyo leitmotiv es la ocupación alemana en Francia durante la II Guerra Mundial. Su fecha de nacimiento lo dice todo: 30 de julio de 1945. Europa recién salía de la pesadilla en la que se vio envuelta cuando Patrick Modiano lloró a la vida.

Miro el teclado. En él, mi dedo índice de la mano derecha juega al sube-y-baja por las teclas UJM MJU con leves roces, sin hundirlas, saltitos de yemas como quien juega rayuela, mientras pienso para qué sirve un Premio Nobel de Literatura y lo que ocurre en el común de los mortales cuando ese nombre se anuncia. ¿Nos nutre de alguna manera? ¿es posible que algo de lo que esa persona escribió nos cambie la vida? Cierto es que nos regala la oportunidad de encontrar una ventana al mundo. Cuando se anuncia que alguien ganó un premio nada deja de ser como era por un nombre pero cuando se trata de un escritor, mucho de nosotros puede llenarse de riqueza con esas palabras nuevas, sus historias, su visión de la vida. Quizá para eso nos sirva el boom publicitario de un Premio Nobel de Literatura: para descubrir de nosotros lo que en otros autores no habíamos descubierto.

@letranias

DE PILÓN

Además de libros, una de los legados de Modiano es su hija Marie, cantautora que en su último disco acompaña poesía con música del sueco Peter Van Poehl, que podemos escuchar en el programa Rencontre avec Marie Modiano pour Franche connexion” y también en el video "La fille à la balafre.

Para quien tenga avidez por mayor información, comparto el link a la entrevista Las obsesiones de Modiano de Antonio Jiménez Barca publicada en El País el 16 de mayo del 2009.


REFERENCIA
Pennac, D. (1992) Como una novela. Barcelona: Anagrama.

« ANTERIOR
SIGUIENTE »

No hay comentarios

Publicar un comentario