MAS RECIENTE

letranias

viernes, 22 de mayo de 2009

El prodigioso miligramo


Ilustración de Venki Talath

Del libro Confabulario de Juan José Arreola.

Una hormiga censurada por la sutileza de sus cargas y por sus frecuentes distracciones, encontró una mañana, al desviarse nuevamente del camino, un prodigioso miligramo.

Sin detenerse a meditar en las consecuencias del hallazgo, cogió el miligramo y se lo puso en la espalda. Comprobó con alegría una carga justa para ella. El peso ideal de aquel objeto daba a su cuerpo extraña energía: como el peso de las alas en el cuerpo de los pájaros.
« ANTERIOR
SIGUIENTE »

No hay comentarios

Publicar un comentario