MAS RECIENTE

letranias

jueves, 8 de octubre de 2009

¿Alguien, alguna vez...

... te ha mirado como Ann Deverià?

Dos puntos:

Ann Deverià la miró -pero con una mirada para la que mirar es ya una palabra demasiado fuerte -mirada maravillosa que es ver sin preguntarse nada, ver y basta -algo así como dos cosas que se tocan -los ojos y la imagen -una mirada que no toma sino que recibe, en el silencio más absoluto de la mente, la única mirada que de verdad podría salvarnos -virgen de cualquier pregunta, aún no desfigurada por el vicio del saber -única inocencia que podría prevenir las heridas de las cosas cuando desde fuera penetran en el círculo de nuestro sentir -ver -sentir -porque no sería más que un maravilloso estar delante, nosotros y las cosas, y en los ojos recibir el mundo entero -recibir -sin preguntas, incluso sin asombro -recibir -sólo -recibir -en los ojos- el mundo.

Fragmento de Océano mar de Alessandro Baricco.



*
« ANTERIOR
SIGUIENTE »

No hay comentarios

Publicar un comentario